Archivos

Soplos, Caricias y Murmullos

Con el pensamiento aturdido y…
los ojos, atisbados… sin saber
qué pensar realmente, no se llega
a ningún lado ni a situaciones difíciles
que se acerquen o mismamente,
terminen por ser algo inaudito…

Son los días, son las fechas que se atoran
atragantan varios caminos indeterminados,
y no saben salir airosos
se descolocan sin remedio y no saben
que determinación tomar, porqué ya no
valía la pena, en aquéllos momentos extraños.

Ya los soplos ni las caricias ni los murmullos llegan,
se estancaron en un adiós, quizás…
más se echan a faltar, por si del otro lado aún están
pendientes de venir y dar esa sorpresa qué
siempre agradecía, y hacía sentir los días distintos
a todos los demás, es un sin vivir y no morir
porqué, muchas veces… el deseo de irse ha sido
esa constancia que nunca ha llegado a tiempo.

Cuándo las horas se vuelven insensibles y eternas
el silencio es inmaduro, no sabe entender
no tienen las intenciones de prestarte un mundo mejor
más amable y sembla qué las cosas no están
ni calibradas ni atentas, se vuelven invisibles
cómo el pensar intermitente, qué se dice no existe
no te ven nunca, es algo distante e infernal…
seres que ahí están presentes y siempre mirando
lo qué no les toca ni importa, pero… están visibles.

El mañana no llega y se atasca cómo los escondrijos
qué viven a costa de los sustos indiscriminados,
sedas qué son tisús de finos hilos y tactos sensibles
déjansen entretener entre las manos, que los miran
como si fuesen dispares sin llegar a ser una realidad
tan sutil, qué te llega a dar esa paz necesaria hoy en día.

Palencia, a martes 18 junio 2019.
Poema Reflexivo n.44 y Vuela Pluma n.12/2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 18 junio, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 18 junio, 2019 por: Mia Pemán

Anuncios

Dies Dominica

Siete de siete, al medio con un
dieciséis de siete y del diecinueve,
tres de siete en un mismo día, exacto
de lo más increíble y extraordinario.

En éste día de hoy será por doble partida,
algo sin igual y no, repetible
ya qué para coincidir en dies Dominica,
es bien difícil llegar y volver un día tal.

Cada instante se renueva en las horas
que distintas suelen llegar a ser, y no
siempre iguales pueden ser ni coincidir.

Todo un día, llegará a marchitarse
y de esa forma, su rastro desaparecerá
no dejará nada más, qué un recuerdo leve
para la posteridad, lo cual… es ingrato
se terminen las amistades de esa manera,
lazos que se rompen, es difícil unirlos
salvo que haya un motivo de mutuo acuerdo.

Un día te puedes encontrar, es cierto…
pero no es lo mismo, si tuviste que
distanciarte y te hirieron de muerte profunda,
ya el tiempo no dejará que las dos partes
puedan mostrar los mismos sentimientos,
porque una se, quedará con el pasmo
bien respaldado, para que no vuelvan
a darle de tortazos sin ningún consentimiento.

Huesos partidos en siete mil pedazos,
aun así… las roturas fueron sanando
sin llegarse al fin, a ser fracturas reales
se medio rompieron con el enojo
particular, de la sección octava
sin llegarse a fragmentar de lleno,
por lo qué… duelen tanto o más que…
las mismas estampidas feudas de ruedas
terrenales y desvariando tanto de más,
al final la sangre llegó al suelo y cayó
esparramada, por tierra con la sierra
talando entendimientos tan frágiles,
qué quemándose quiso ser una verdad
escayolas necesitó, curarse
varios meses y años le valieron una
temible recuperación consolidar..

No todo se conjuga de nuevo, y hay un porqué
exactamente, qué los dichos sepan definirse
a veces juntan sus lanzas y se aúnan,
es lo más normal…
aunque sí las dos partes se conjugan
habrá quizás un algo excepcional,
y eso puede ser algo súper dinámico.

Tal vez, si atrás quedasen perjuicios
qué no escondieran los sentidos
y la verdad resúrjase de sus baúles,
podrían haber principios especiales…

Un sin embargo…, es el principal
motivo, de esperanza… si la cabeza
sabe pensar con el sentido corazón.

Todo un día, es posible con un buen entender
para quizás, la charla amena recobrar
dejando de lado… pizpiretos enfados.

Dos historias diferentes en éste relato
qué versado lleva en su interior, más
una tercera qué al principio era su dia
sin la mayor importancia para no unirla
a la exposición que ha salido al final.

Ya le vamos llegando a ese fin del finDe
qué se nos queda cada momento más
chico y diminuto porque las horas
se van, marchando en hora y pico largo
con el adiós le dejaremos partir…
hasta que en otra ocasión desee regresar…

Palencia, a domingo 16 junio 2019.
Poema Reflexivo n.42/2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 16 junio, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 16 junio, 2019 por: Mia Pemán

Para qué Un Corazón Vibre

Ya vio la luz el nuevo viernes y después del mediodía se irá llegando hacía la meta, del finDe semana…

Para qué un Corazón vibre, de un tiempo sin sentir… hace falta bien poco, si aún quedan afectos en su interior.

Pero para que deje de ser una realidad… que siga viviendo ese algo qué pueda estar anhelando, cualquier golpe bajo será tan bajo… cómo para romper en mil pedazos unas ilustraciones anidadas en las ilusiones de una posible andadura.

Palencia, viernes 10 mayo 2019.
Reflexión 2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 11 mayo, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 11 mayo, 2019 por: Mia Pemán

un Pequeño Diálogo Nocturno

Si sabes entablar un pequeño diálogo con detenimiento a los enigmas que la noche lleva con sumo sigilo, podrás meditar lo qué significa… vivir sus inéditos momentos, esos que nos dejará sentir y en algún instante nos hará temblar y vibrar de una emoción tal, que no podremos por menos qué… darnos la vuelta y querer ver lo que estemos por vivir… y merecerá tanto la pena, cómo divisar ese halo mágico… llamado Admiración radiante, que sobrevuela nuestro diminutivo y extraordinario mundo personal y mundial.

Buenas noches, Boa noite, Bona nit y… Good night…

Abrazo grande,

Palencia, viernes 10 mayo 2019.
Reflexión 2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 11 mayo, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 11 mayo, 2019 por: Mia Pemán

“Deja Vivir y al Mismo, Tiempo Vive”

Hay veces, qué… quién tiene éste LeMa, “”deja Vivir y al mismo, tiempo Vive””..
.
Con los años qué fueron pasando, le supera tanto… y tanto, qué se ve, minad@ hasta el punto, de verse terriblemente, Enjaulado, sin remedio alguno…

Lo cual, es una completa INSENSATEZ… para esa persona, verse de una manera, a la cual nunca pensó en llegar…

A la vez, haber llegado a esa temible conclusión, es una Grandísima Tristeza…

Lo más crudo de todo, es NO poder hacer nada por evitar siga en una JAULA, no consentida…

¡!¡Un terrible descubrimiento realizado hace varios meses!¡!

Palencia, sábado 13 abril 2019.
Reflexión de Amistad 2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 13 abril, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: Fecha: 13 abril, 2019 por: Mia Pemán

Donde hay desconfianza, se encuentra incredulidad

Donde no existe confianza, no puede haber afinidad.
Donde no hay afinidad, no existe conjunción.
Donde no hay conjunción, no puede haber unión.
Donde no hay unión, se encontrará desconfianza.
Donde hay desconfianza, se encuentra incredulidad.
Donde hay incredulidad, se encuentran recelos…

Algunas cabezas se descomponen al ver distancias abismales a su alrededor y las piezas no enganchan donde han de hacerlo.

Se desbaratan los modos y las consecuencias por tan solo piezas que no saben dónde encajar tienen que estar sus lados o sus reveses…

El descontrol es de tal habilidad, qué enlazan hilos con pespuntes, donde no deben haber cosidos ni demarcaciones posibles.

Al final, el descoloque es total y se sale de toda compostura posible.

Con lo cual, las roturas empiezan a existir desde un principio, sin haber un porqué realmente, saltan a otras medidas que se deshacen en ser más qué… las demás, y los despropósitos rompen los esquemas más normales.

Eso da pie a ir… arreando sin medida alguna, simplemente… porqué sí.

Cuando la realidad dista mucho de las apariencias que se administran aquí y allá, sabiendo que se hace mal a conciencia desmedida…

Más tarde, con el hecho, de hacer ver una vanagloria, para dar a entender… se retiran de su lugar principal, no siendo así realmente, se vislumbran las artimañas nada más, que cien vueltas a las manzanas vayas dando, ahí se sale todo de su racionalidad, y es un comienzo para atontonar a cualquier mortal que esté en descontrol…

Pero, no lo consiguen siempre, y es cuando salen los genios a relucir de sus creídos avispamientos para ver cómo rematar las faenas realizadas en un entorno meramente amigable, se deshacen en remilgos camuflados y si no consiguen que sus habilidades mejoren, inician las últimas maniobras, para matar a su adversario tan concienzudamente, que se estrellan… contra un muro de cemento armado.

Por no haberse dado cuenta, qué las eventualidades no son siempre del mismo calibre que el adversario puntual.

Y los caldos ligeros se suben a las cotas más altas, dándose de bruces contra los suelos rudos del sinsentido.

A veces, muchas veces y otras tantas oportunidades, las cosas se atascan más que se clarifican, por no decir, que las cosas en ocasiones se atrapan en hondonadas de mal carácter y se hacen más rudos los caminos a seguir.

Entonces, hay que saber pensar, que si se es hábil, esos atajos pedregosos, dejarán de serlo algún día, y sin falta, las cosas cambiaran para mejor, al apartarse de los linderos espinosos y enrevesados, y enderezar de nuevo los nuevos caminos e iniciar un nuevo andar más seguro y más llano, sin tropezones ni piedras que se encuentren a los lados y en el medio… para no resbalarse ni caer en medio de entroches ni ser atrapados por maleantes de malas artes que siempre anden sacando las cosquillas a cualquier viajero del mundo sencillo y racional.

Cuando se logran esos trámites sencillos, la vida se hace más llevadera y más amable.

Todo lo bueno vuelve a resurgir, donde estaba en un principio… y las cosas se hacen más llevaderas, e incluso todo, se vuelve más sencillo de llevar y se ve todo de otro color y, los matices se pincelan despacio para no perder la transmisión de sus pasteles…

Arrancar la flor de un Diente de León, no es malo, si lo que vas a enseñar es algo que en tú niñez te enseñaron, y las flores hay que saberlas apreciar, aunque se las corte, también tienen un lugar entre las manos de quién las sepa amar y llevar con orgullo, allá por donde vayan sus pisadas y sus anhelos…

A veces después de cortarles de su arraigo, les viene bien, porqué se les libera de ese malestar que las está comiendo, desde el tallo jugoso hasta los resistentes pétalos, y aunque las tires por qué llenas de diminutas hormigas están, les das de nuevo la vida, para saber sentirse mucho mejor… No por ello se les mata, las cosas no son así, y no hay que ir regañando a cada instante que alguna persona tenga un parecer diferente, así no son las cosas del convivir sano.

Palencia, viernes 14 septiembre 2018.
Reflexión Puntual 2M18.
©Mía Pemán

Feliz tarde de viernes y FinDe semana…

Visitantes del verano o invierno,
para todos los públicos a ser
felices y dicharacheros, en…
compañía o en solitario
lo más importante, es… estar ahí
Inventando la vida de alrededor,
que sin quererlo te veas a gusto
no hace falta buscar lo que no se
tiene, tan sólo es poder disfrutar
Entre amigos, muchas veces…
no es posible saber de realidades
Reducir palabrerías innecesarias,
son el mal peor cuando broncas
qué sin sentido te lanzan, para
más tarde… echarte en cara un
enfado no pronunciado, y sí fuera
que se sale de lugares normales
son las incomprensiones desmedidas,
Niños grandes de campeonato… siempre se…
refugian sus pinzas bordes, bajo
insensibilidades desmarcadas…
no dándose ni cuenta, que la vida
se vive con normalidad, sin dar…
cacharrazos a diestro y siniestro,
Están desorientados sus botones
y no intuyen, que se caen en el…
anonimato incongruente sin vida,
Sabiondos en su juventud
y en la madurez, despropósitos
convertidos en pasmarotes
aburridos, desoyendo consejos
se van precipitando al abismo
que ni miran de solucionar, más
algún día aparecerán sin saber
donde se fueron a parar, cayendo
al olvido del hemisferio triangular

Taciturnos momentáneos saldrán
poco, y airosos de… puro milagro
Ascienden y se rebajan como nadie…
modificando su propia imagen,
Ríndese a ser siervo tan solo, sin pensar
que la existencia sigue sin ellos,
Dónde hubo humanidad alguna vez,
hoy existe desunión sin ver más
Especiales se veían, no viendo
aquella proximidad real, que por
no ser aceptados un día hundido
cayó en el remedio sin palabras…

Nada le aparta de su cometido esencial,
pero al cabo del tiempo el deterioro
es palpable al mil por cien mil,
y no se te ocurra decir ni pío al respecto
Originalmente, se extraña
cuando avistó su vida en otra casa,
y las amonestaciones salieron deprisa…
Chocantes las vidas simples de gentes normales,
que aparentan serlo a simple vista
Hechos singulares,
que ni para la propia existencia
quieren ver a su mismo lado,
Estimada la esencia primordial de los días sencillos
sirven para ir viendo que la vida, a veces…
viene con compañías exactas y aún no queridas,
se suman a un alrededor singular
aparentemente peculiar…

La felicidad del existir no modificado, es mera proporción de lo que no se vivió un día exacto, al ser diseminados los intereses entre muecas baratas y sin saber expresarse, se lanzaron en boca de las habladurías inexactas y desproporcionadas, queriendo vivir un modus vivendis semejante y no aceptado de ningún modo, pero… el estar al lado alguna vez, de aquella persona instada a una posible felicidad efímera, ya suficiente le es, saber qué el habla… le es fiel, a medias…
Algo que la inexactitud, se prolonga durante los años venideros a un ritmo trepidante y falto de un dialogo meramente coloquial…

Palencia, viernes 20 julio 2018.
Acróstico y Prosa Poética n.92/2M18.
©Mía Pemán