Viernes, parecías de mejor calidad…
pero eres igual que muchos más,
un parecido a tu homónimo del treinta del pasado año
qué un poco más, y os hermano sin perdición.

El día había recobrado su voz, pero claro…
algo más quedaba por regalar,
y al menos en este hoy treinta y uno…
te has tomado la revancha,
sin zapatazo incluido…
eso ha estado niquelado en rosa y azulado a más, de no
llevar la razón,
te la tomas sin café y sin té.

Se acaba el año dejando dolores…
allá donde piensas no estén presentes, pues
te has equivocado malandrín,
aunque con la tuya has salido airoso,
pensando para dentro…
no eres listo ni nada.

Querías darte el gustazo,
y dando zarpazos…
lo solucionas todo a tu modo…

Las ayudas inmediatas y amables de Ana y familia… te han negado el final esperado,
dándote un medio sopapo en ese escalón, de la calle Cañellas … Qué de Tarraco es,
y esquinazo del árbol grande
entre peldaño y acera…

Último día, en viernes, cae…
mediodía al menos, estamos aún y sobreviviéndote, mucho más… ahí es nada…
y menos que más,
nada más que tan solo…
eres el último,
al que quería estrechar
con las manos apoyadas,
al tramo principal y, ya está…

Ahora el día ya está más
a gusto si cabe,
con tantas gentes andando
por todas las calles,
Rambla Nova arriba y abajo
y el sol iluminando el día, como buen mozalbete que es…
ese empeño diario tiene
a buen paso sabe dar.

La tarde de un finDe comienza,
despertando esas ilusiones
que tantos deseos trae
el irse despidiendo de un ya,
fuera de lugar a veces…
y no siempre fue todo mal, alegrías y lágrimas han convivido en unión armonial,
para sacar lo mejor del vivir.

Otros viernes fuisteis mejores, pero es qué tú… el de hoy, has sido medio pésimo,
de remordimiento…
campeonatos recorres
y sin más asestas castañas
qué sin pelar, aún estaban.

Mientras las cocinas cuecen
manjares exquisitos a saborear
en tú noche final…
ese día sábado, que jovial
se estrenará, dará paso vital
y las galas irán vistiéndose
entre fulgores, y resplandores
por brindar tantos deseos de felicidad, amor, salud y tantas
otras cosas, más
que todos esperamos,
a la razón de ser
beneficiados… en suma y sigue,
sin nunca más restar de nada
ni de nadie…
alzaremos copas y vasos, pidiendo ese enorme favor a los astros del universo
que velan por todos nosotros…

¡¡Feliz 2022, Año Nuevo de Luz,
Sentimientos y Colores
VENID, a Darnos las Manos,
Seres del Otro Mundo Exterior…
que ahí estáis, Salir a nuestro
Encuentro… todos al completo
y Salvadnos, de tantos InfraMundos
que no nos dejan Seguir… Viviendo, en esa Armonía
qué gozábamos hasta hace dos años…
DADNOS las Manos tan Fuertes, para Saltar de Alegría, Airosos
y Poder Tener esa Paz,
con Salud para todos los que Moramos tu Mundo Universal!!

¡!¡Año Nuevo de Luz, Feliz 2022!¡!
Brindemos todos Juntos por la Unión, la Felicidad y la Armonía…

© Mia Pemán