Suplementos aseguraron, una vida impropia
Alcanzan pespuntes tan inexactos, que saltan
Nada le regalan, todo lo ganan y pierden

Jugando con las vidas de inocentes a engaños
Optan a ser invencibles por una eternidad
Adueñándose con astucias y falsedad
Nacaradas las chispas incluidas, atracando cerca

,,, tigres con dientes bien afilados muerden,
a conciencias y deshacen existencias incautas ,,,

Haciendo incisiones súper medidas que sacan
Occipitales, mientras revolotean sin ton ni son
Segando platos altamente incrustados entre
Pautas aliñadas con dobles aderezos qué…
Imitando van, recuperaciones ígneas
Trazando papeletas con bisturís de titanio,
Aceptan y paralizan sentidos tan opuestos…
Ligando una batidora de piscinas inservibles

Doceavas particiones inseguras a destajo
Ondeando las banderas de lo incomprensible
Siguiendo modismos adicionales y extrayendo,

Mechones que blanquecinos desoían consejos
Incluso, saliéndose del mismísimo hondón qué
Luego se desbordaban cómo serpentinas fáciles
Estirándose tanto y tanto, cuál pena daban
Salir al borde del precipicio y decir adiós al olvido

Servicios a medias, distan tanto qué ciegan
Entuertos se enmascaran en lo alto del abismo
Negando, formulismos incandescentes
Sangrando por doquier las tempestades varias
Achicando totales absolutos y tan vacíos,
Como ganchos adheridos a máquinas qué son
Iguales a tercas ruedas giratorias llenas de sed,
Ocasionando tanta tristeza como vergüenza
Negándose a ser verdades inalcanzables, del
Entender inexacto sin saber admitir lo irreal
Sirven para el desecho humano inservible que
han juzgado desde los principios hasta el final

Ya se cumplieron los dieciocho, sin cuartos y
por más qué mires hacia atrás, quedan aún
resquicios que absorbieron toda una vida
que en pedazos quedó, y hecha añicos expiró

Dos años y medio tardó en extinguirse, más
Intencionados los propósitos y quemaron
Estrictamente un interior quedando asfixiado,
Corrientes inolvidables desataron el descontrol
Incendiando de inmediato un ser vivo que dio
Opciones a su variopinto existir, que se fue
Consumiendo pedazo a pedazo por dentro, el
Haz resbaladizo y sin la vida se agotó su luz
Ondulando miradas extremas hacinadas al vivir

Acróstico y Prosa n.15/2M21.

© Mia Pemán