Letal sensación térmica de estrategia, sin

Ascensión al sentir de un bosque inanimado

Mentecata definición de un todo más lenta,

Enjuague desde la tensión al dolor inexacto

Notando los latidos incandescentes del no sé qué,

Terquedad en saber descifrar lo indecible

Obstáculos inservibles, que destacan

el inefable desencuentro

entre discontinuos exponentes adversos

 

Yéndose de cabeza, a parar sin remedio

aparente hacía un desconcierto total…

 

Quedose medio inmóvil, casi perpleja

Uniendo sus armas habituales del sentir,

Estando con el asombro puesto y nada más

Juzgando, sin parar lo vivido in situ…

Imaginando, que podría pasar ya más

Donde nadie se había estirado así tal, mismo

Obnubilada al completo y con las palmas

Sensaciones fue observando, y chascando…

 

Donde las caídas te maquillan a base de bien

Otros rasgos te deja incluidos

para que no te olvides eres de hueso y carne,

Lustros sin duda, en todo tu ser te dejó

Original sin darle permiso, se incrustó vilmente

Ruedas sin caminos, tachan líneas de desagües

Estrictamente desprovistos de esa maldad avispada

Semejante cacharrazo te dio el penúltimo día,

y no quiso ser normal

se aproximó el zafarrancho descomunal…

 

Tremendo testarudo su comportamiento,

Ese incrédulo e inhóspito mentiroso cencerro

Nocturna iluminación de poco alcance inservible,

Gansos los cuatreros que arrasan lo qué no ven

Obstáculos a todo gas dejan inservibles…

sin saber hacer la o, ni con un canuto…

 

Y ante todo y sobretodo, mi agradecimiento

a esas chavalinas qué lo vieron todo y pidieron ayuda,

la más principal y necesaria…

para sacar de aquél gran apuro a esa persona

que estirada estuvo sin remedio indiscutible…y,

también a ese chico, qué fuertes brazos tuvo

para asir sin mucha dificultad y en pie poner,

colocando en sí… derecha, sin caerse ya más…

qué ofreció sentarse en un banco próximo,

pero dijo su casa estaba cerca y marchó…

con el miedo puesto en los hombros,

por el centro de salud si saliera alguien…

y anduvo a tientas su caminar a su hogar…

 

Muchas Gracias, por las anónimas ayudas dadas

sin tener ninguna obligación, por los tiempos

qué andamos caminando y no saber

cómo hacer algo así, y dar esa ayuda sensacional…

¡siempre he tenido al lado, personas sin conocerlas

quienes me han dado esos momentos esenciales,

qué otras personas me negaron… desde aquí,

en este día de hoy día de la poesía internacional

mi más sincero agradecimiento…

a todos quienes me ayudaron sin pensarlo

ni dos veces, ni tan solo una siquiera sola vez!

justo al lado un parque infantil había

en un salón grande, y en un apartado estaba…

 

Palencia, 23 enero 2021.

Poema n.02/2M21.

©Mía Pemán