Esa música qué te hace vibrar
es la imprescindible a todas horas…
redireccionar el mando, para qué te llegue
y así no dejar indiferente a tus sentidos
qué se llenarán de ritmos libres y esenciales.

No busques más y déjate empapar de ellos,
ni tan siquiera te decepcionaran, te darán
esa increíble libertad qué cada día rebuscas,
entre los instantes a disfrutar y se te quedan
obsoletos, por qué no saben encontrar su hilo
el qué lleva los sonidos a tu interior cercano.

Rebobina sin parar y podrás ver qué la vida es…
tan libre cómo quizás te la estás imaginando,
pero… no dejes que te absorba al completo
dale vida a tus días, sin dejar de protegerte…
los días son más intensos cada día y así
tanto, qué se desmoronan al ser y verse,
tan en su gloria cómo darse el placer de vivir
jamás tuvieron un hoy tan distinto para saber,
qué la vida es distinta desde hace unos meses
por qué, nos la han cambiado de cuajo y sin pedir
ese permiso necesario qué necesitaban.

Se las tomaron todas con la frescura de los días,
por no decir… no dijeron nada y optaron por callar
tanto es así, qué lo callaron de cuajo y para adentro
sin ver qué la existencia importa más qué nos atoren,
ya no es aguantable qué nos desmoronen los días…
qué encima, son capaces de salirse con las suyas
y nos dejan sin ese entorno entrañable qué nos cobijó.

Quieren ser el centro de todo y no dejan mover a nadie,
y para ello lo destruyen todo y no dejan nada en pie…
se desmadran a sus nachas y te dejan descalzo a sus anchas
y no puede ser algo tan disparatado qué te mine al máximo.

Se desbordan todos los esquemas y agotan las pilas tanto,
qué las resquebrajan por completo… dejando clara
esas intenciones qué te las plantan a la cara, y o las acatas
o te las estampan contra tu cabeza y sentir,
ya es… inaguantable todo lo qué han ido desechando
qué no tienen un mínimo de imparcialidad,
todo se atasca y desmorona a su paso y está más qué mal
tan pérfidos han llegado a ser, qué son un descontrol
no saben parar porqué no les basta, necesitan
tener más dominio para dejarnos tirados después
de llevarse todo por delante, y más a más…
incompatibles son un rato largo, descabezan gentes
y les importamos un comino al completo…

Te abogan a qué el miedo te atraviese por la mitad,
sin volver a unirse a la otra parte de ti mismo…
y se deshace en pedazos todo tu ser, tantos sueños
que se despedaza en miles de cristales rotos… y sin alma…
¡pero, qué importa, no es mi problema, es su pensamiento!

Eso es irracional, pero les vale para despedazarte
a las llanas y a las enteras, les resbalamos tanto qué…
viajes por el aire hacen sin mirar nada más que su egoísmo,
les vuelve incompatibles con todos los qué aquí estamos
NO podemos seguir así, qué nos minen de tal manera…
volviéndonos tan inútiles qué no somos capaces ni de
pensar por nosotros mismos, que necesitamos un asesor
para poder unir las piezas qué nos han destrozado a miles
de milésimas y deshecho en harina pasteurizada, no siendo
ni pasteles de su agrado, qué por eso quieren destruirnos.

A golpetazos nos maltratan y no nos damos ni cuenta…
pues, ya estamos qué armándonos de uno en uno…
esto no se puede consentir, para nada… ni nadie.

ES un completo desengranaje atropellado y deshilachado,
ellos viajan sin parar, se lo pagamos todo y no puede ser…
qué se lo paguen ellos, lo cobran bastante bien y sin mirar
Cómo van hacer eso, mirar hacia atrás es un crimen sin perdón
intentan matarnos por momentos indeseables y lo saben muy bien,
los instantes más hermosos de la vida qué se vive en libertad…
por un puñados de ilusiones que no disfrutarán mucho, nos muerden
y resquebrajan nuestros sueños, incompatibles con los de ellos
qué les falta gallardía incluso para saber ver las riquezas de un existir,
tantas falsas esperanzas van repartiendo por todos los lugares…
qué las ilusiones se quedan vagas y no pueden soñar ni describir nada.

Palencia, a martes 16 junio 2020.
Vuela Pluma 2020.
©Mía Pemán

Fecha: 16 junio, 2020 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 16 junio, 2020 por: Mia Pemán