Rotos los Cascarones

 

Cascarones Rotos,
son aquellos que no viven
y se pasan la vida errantes,
buscando un lugar exacto.

Colores lleva cada vida, en su
alrededor sencillo
sin buscar un lugar acorde,
se reviven entre lagos
no se esconden tras las paredes.

Si buscas un lugar nuevo,
has de poder encender una llama antes
para sanar los entresijos, qué
rodean a esos escenarios
que llevan escalones rotos,
cuando el ascenso está baldío.

Donde poder encontrar un lugar,
sin que existan presencias
qué lleven incrustaciones,
alegoriadas por sortilegios grises.

Una salida sin que la inoportuna
maldad de amenazas existan,
durante una década y algo
salgan a dar el pistoletazo
con salida mediada por varias
cabezas sonantes y danzantes,
quedando cómo plañideras
cuando la tristeza, no saben
ni que es, ni que ojos empañar
para dar más pena, dejando y
enseñando con osadía,
sus alegrías bajo la pañoleta…
esa qué, dicen es su enseña
no una peineta, sí su bandera.

Saltan y danzan, sin caerse
pero… no saben comunicarse,
necesitan ayudas profesionales
siempre preguntando cómo,
tanta inteligencia y poca listeza.

Hacen inútiles preguntas,
qué dañan a conciencia
con las risas resaltadas
y llenas de una maldad tal,
qué si eres avispada sales bien
airosa, qué sus intenciones son
airadas su enorme magnitud,
y sin vergüenzas aparentes
creen conseguir sus artimañas,
más… solo se lo piensan
no lo saben con certeza,
y vuelven a sus intenciones
es una carga continua sin razón.

Tiran y rasgan en pedazos todo
mientras vagan sus vidas a la deriva,
cristales les siguen a todas partes
no consiguen ser reales y sí…
miran y tratan de dar el dos,
allá por donde van pasando
golpeando cinco veces y más…

Capicuando entre sus mentes destrozonas,
reportan a cada minuto su existencia
cuando ven llegar al lobo feroz,
ese vigilante de sus vidas rabiosas
deseándole se baje ya, en la estación
porque dicen… ya le toca apearse.

Dados de un parchís nunca jugado,
laméntanse no saber conquistar
ni una sola partida
y ni comenzarla… tan siquiera,
por no tener experiencias táctiles
se estrellan entre ladrillos negros,
sin siquiera poder ver realidades.

Palencia, a domingo 19 mayo 2019.
Poema n.30/2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 19 mayo, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 19 mayo, 2019 por: Mia Pemán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.