Últimas Madrugadas de las Navidades 2M18

ULtimando los recónditos momentos del ayer y hoy,
se divisan ya… los días que van cayéndose al destiempo
TIenen tan poco tiempo qué ni se saben acondicionar,
por eso mismo se dan los traspiés innecesarios
y caen redondos al completo, dándose
zapatazos de campeonato… pisándose los números…
MASificando, los continuos desaires que se va dejando atrás…
no se fija ni siquiera en ser normal,
que se desplaza sin condición alguna cómo si fuese invisible
se transforma en algo intransigente e inhóspito,
por no ver más allá de sus zapatones desiguales…

Mirando de reojo cómo nos alejamos
Asimilando el largo trago de la distancia…
Dándonos cuenta qué, se viene
Renaciendo un día nuevo, ese que…
será casi igual a los otros
Utilizando esa imaginación, qué
Guardamos en algún lugar mágico
Dónde las ilusiones saldrán a flote,
y pedirán ser de alta resolución
Acompañándonos todo el día,
haciendo que veamos cosas inusuales…
Secretos al oído se narran melodías
cuando en la noche se adormecen
esos sueños qué han divisado los días,

Desde los años pasados no veníamos,
a ser tan diferentes porque
nos perdimos entre medias,
Estábamos tan… ocupados qué
habíamos olvidado
los incesantes zumbidos incontrolados,
algunos humanos olvidan,
qué hay más seres y especies…
no están para ser asustados,

LAStiman… al escuchar incesantes
petardos arrollando a todo ser vivo…

NAdie dispone de un juicio sano,
para saber pensar en los demás
VIven, sus vidas aparte sin más nada
todo vale y no, es nada normal
DAndo la vez, a tantas cosas
que a veces parece mentira la vida,
DESde lo alto y lo ancho llegándose
por la largura de momentos diminutos
sabes qué los días terminan de ser tales,

d2sMiles que se alteran más que se vuelan
d1ez y och8, corre que se las pelan la días
y no se caen, porque durante el año
lo hizo ya en demasía…

Se van atropellando todo lo que encuentra sin que mire alrededor, tan siquiera un poco de inteligencia debía tener, pero si quiénes debieran no les importa un bledo, ya me dirás al año…
Ni tres jopelines le da, lo mismo se queda y nos estropicia los doce siguientes meses con sus trescientos sesenta y cinco que podrían llegar de estreno.

Mejor se va sin el remedio exacto
ese que le da un sentido a los días,
cuándo pensamos en tener
alternativas diferentes y ocasionales.

Duérmanse las noches y las madrugadas
tranquilas, al calorcillo de lumbres
qué las leñas reviven instantes del ser hoy
y a las mañanas que van llegando al despedirse,
despertando los sueños, a menudo… cansados ya
de tanto divagarse sin remedio alguno, ya se van…
marchando y quizás el despedirse sea largo y tardío,
las noches se visten con un manto lleno de estrellas
qué colores llevan en su haber, dejando entrever…
telarañas que limítanse a estar y dar forma singular

Palencia, a domingo 30 diciembre 2018.
Acróstico y poema n.150/2M18.
©Mía Pemán

Fecha: 31 diciembre, 2018 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 31 diciembre, 2018 por: Mia Pemán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.