Es Hora, de Vivir en la Zona Azul

Sencillamente… dejarán verse en un espacio contiguo a la paz
dando paso a un estado sin igual, dónde se recuperarán del estado
simplificando sus tensiones y reflejos, a una mínima parte de su ser…

Entramos a formar parte de ese todo magnífico qué es la noche,
donde los pensamientos dejarán de ser libres y volarán a poder
pasar y descansar, para aprovechar el tiempo qué perdieron,

Hacía un mundo imaginario llegaremos y podremos observar qué,
las estancias se simplifican y dejan de verse a colores diversos,
para pasar a vivir otra época que lindará con las horas del día siguiente
más los decibelios se personarán entre las mieles de ocaso singular.

Es ya la hora de sentir lo que se te negó en el día, para vivir de otra
forma, esos sentimientos ocultos que quedaron inmersos en un bypass
trasladándose a una esfera mucho más amplia y segura.

Será ocasión de conocer ese formato qué se plasma,
llenando de calidez el entorno más inmediato que se verá
tan especial y relajado, qué surgirán nuevos estrenos a ser…
divisados desde lo más cercano a lo más lejano…

La estancia ya será dentro de la gran diversidad, y las emociones
fijarán su vez, para llegar y ser encontradas cómo si de un placer
tratarase de ser esa fruta madura qué al principio era un perfume
de rasgos aterciopelados y se tornó un rico y especial manjar,
al convertirse en esa estela qué se deja ver cada día en la noche
cuando sale a pasear con su gran amor, el Sol Naciente…

Y los minutos con los segundos y las horas, ya se vistieron de osadía,
al salir al encuentro ese manto desarrugado, negro y estrellado qué es…
la noche perfecta, la que se fija y por horas interminables se queda…
refilándose cómo si de ella fuese toda la eternidad… es descarada
y… no sabe darse el placer de salir corriendo y esconderse, para
qué no la atrapen… vagando en solitario, hasta encontrarse jugando
al inglés escondite, ese qué se percata de todo y de nada a la vez…

Palencia, a sábado 03 agosto 2019.
Poema n.63/2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 6 agosto, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 6 agosto, 2019 por: Mia Pemán

Anuncios

Martes en Julio

Séptimo cielo en ascensión y soñando
Entidad simplificada austral,
Menciones singulares reciclan
Temas sensibles antiguos,
Realmente increíbles e inconclusos
Aceleran simpatías de altos niveles.

Notas de sentimientos avalan
Entremeses de incógnito, salen

Jugándose el todo por la nada
Implicando de lleno lo especial,
Oyendo previa espera esencial
Libres cómo segmentos intactos,
Unificando todos sus sueños
hasta el máximo exponente

Dejan entre líneas a esconderse
esos pensamientos holgados
desean reforzar de medio tono,
cuando sin el regreso se implican
tanto y más qué incluso antes,
de saber llevarse tan despacio
cómo quieren y desean saberse.

Vuelos tan delicados qué asombran,
se dicen cosas al semblante
y no parecen darse cuenta, qué
hablan y hablan sus alas al volar
tan rápido o tan despacio, qué ni se dan
cuenta de sus paseos aleteados
dejándose admirar entre los aromas,
qué van sus miradas dándose de sí
y no ven más allá porqué se distraen
en pos de una rosa roja y una burbuja,
transparentando su existir especial al…
darse de sí, más de lo normal y se miran
y se ven, y se dejan sentir cómo el halo
que les arrima tan sutilmente… es la Vida,
es la existencia es la capacidad de vivir…

Palencia, martes 30 julio 2019.
Vuela Pluma n.12 y Acróstico Distorsionado de los Días n.62/2M19
© Mía Pemán

Fecha: 30 julio, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 30 julio, 2019 por: Mia Pemán

La existencia, es Tan Distante y Nada Infinita

La vida no es infinita, es más bien tan distante, qué muchas veces quema y duele, por la forma que se aprecian estas cosas.

No se aprecian nunca si no se mira dentro… en el mismo interior, en lo más profundo. Aunque, no se crea, todo es simple y llano, pero más bien, la similitud de todo un ser, se debería apreciar desde fuera primero y luego acercarse despacio a su fuero interno, para saber y conocer personalmente su estado singular, y luego sin decir nada, ir poniéndose en la piel de esa persona, porqué la vida, no es tan efímera cómo se puede ver en ocasiones múltiples

Más cuando ya has recatado esa mirada, te das cuenta, qué hay mucha similitud con quienes alrededor tienes y has tenido, qué han sido utilizadas igual que aquí se dice y explica.

La pena, es qué no se puede decir a simple vista ni a simple oído, porqué, quienes lo escucharían de primera mano, se sentirían dañadas y rotas en cien mil pedazos y muy difícil de poder regenerarse del sopetonazo que les das en sí.

Hay muchas personas qué opinan de esa forma. Quieren y aprecian más a los objetos que las propias personas, aun siendo de su propio espacio, ese mismo, justo el de al lado.

Las gentes que solo ven por ellos mismos, no saben lo que se pierden, por no intentar apreciar con otro sentido común, y utilizar la delicadeza de diferente manera a cómo la usan comúnmente.

Solo saben qué verse en un espejo tan opaco, qué si no se reflejan al completo, se creen perdidos, pero no por qué sea una certeza al completo, si no, por qué, de esa manera llaman más la atención de su propio alrededor y no se dan cuenta, que no solo son ellos los únicos moradores de éste mundo. Si no, qué hay muchas más personas, qué viven a su lado o en la otra esquina y están justo ahí mismo, viendo pasar el mundo a sus pies, y no intentar mirar mejor y con más tino qué hasta las fechas concretas.

Si no son el centro del universo, son despiadados con sus gentes más próximas y desbaratan todo lo que tocan, si a ellos no se les dedica pleitesía. Arruinan todo lo que a su lado tienen y a los que se acercan y no saben qué son ellos los que mandan y les hay qué besar los pies, cómo amos y señores de todo un mundo imaginario, porqué las verdades a medias, son lo peor que existe en éste endiablado mundo inhóspito y desagradecido.

Por eso mismo, aprecian y desean todo lo que es material, nunca a las personas las quieren, además lo demuestran de muchas formas, dando latigazos por diversión.

Pero, eso sí, a ellos que no les toquen ni un centímetro de su piel, ya sea la más débil del firmamento, porqué nunca serán capaces de afirmar algo tan descabellado, ya que no quieren entenderse ni a sí mismos.

La existencia, es tan distante y nada infinita, que se desdice más qué se pronuncia.

Todo y nada a la vez, es un grandísimo fiasco, qué da la vez, a que se aprecien objetos y no personas. Es sabido, pero no comprobado directamente, salvo qué algunas personas lo pronuncien directamente.

Sin ir más lejos, tan de cerca tienes un felpudo, y ves cada día cómo lo cuidan, para qué esté reluciente cómo el primer día, sin embargo, a un ser querido, ni se le dedica ese tiempo, más bien, se le despoja de lo que normalmente tiene en su haber, dándole de estacazos sin ser reales, pero sí funcionales, eso es lo que hiere y maltrata a tantas personas que al lado tenemos y no nos cuidamos de ellas, las abandonamos literalmente, y es algo gravísimo, por lo qué infinidad de ciudadanos pasan a diario, mientras otros qué lo ven, giran la mirada… pasando totalmente, incluso con desprecio, para qué sepan lo qué es la vida de ahí mismo… la qué, están sintiendo cada instante de su ser verdadero.

Palencia, a lunes 29 julio 2019.
Descifrando una Reflexión de Vida 2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 29 julio, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 29 julio, 2019 por: Mia Pemán

Alegrías Escasas

Un lunes más, pero… maquillado de neblina, con reflejos de luminosidad, qué va repartiendo aquí y allá, por donde se va posando.

Parece verse diferente, y no se le caen sus rayos… qué ya sería demasiado importante.

Se perfila nuevo y reluciente, por el estreno qué hizo en la madrugada y al darnos su abrazo, cuando estrenamos sus bajadas de tensión, a cada instante que le quieres mirar, se ruboriza y acobarda.

Quiere darse de más, y se queda a medias, por qué no sabe cómo hacerlo, por lo pronto, le vamos viendo sus anzuelos dispersar, para engatusar quizás más de la cuenta, sin llegarse a resplandecer en éste primer día de la semana, que nos regala cómo cada empiece qué realiza, con poco soltura ha salido hoy.

Desde un verano atascado de sus furias desmedidas, se ha pasado a servirnos en bandeja de plata, días de invierno, en las tardes nocturnas, mientras en el día, se viste de primavera.

Es cómo apuntalar lo qué desbarató por sus descuidos atontonados, y para no enrabiarse demasiado, se hundió en el fango de sus propias cenizas, las qué ha ido tirándonos cómo si fuéramos laderas de volcanes, qué se visten de gris plata y negruzcos torreznos refritos, al lanzar sus adentros contra quién le vivimos y moramos a ratos dispersos.

Nos deja con el pasmo colocado y ahí nos tiene, medio abobados, mirando cada día, a ver qué nos trae, con el descontento descontrolado.

Poco o nada sabe darnos, alegrías escasas, disgustos más bien, generalizados por sus desmadres.

Esperemos a ver cómo le irán siguiendo los días siguientes, qué aunque, el fresco se ha instalado, en parte, es una gloria bendita, después de tanto ahogo que nos ha hecho pasar, sin trasiego, podremos seguir pasando los días, descansando de tanta fiereza descontrolada.

En la última semana de julio en sus tres días, se juntará con agosto, qué le sigue… y formarán una unión singular, qué este año, es muy común, compaginar dos meses en la última y primera semana, donde se darán las manos, para traspasarse los tronos y los mandatos a seguir, empecinados en no portarse nada bien.

Parece cosa de éste año, qué se hayan vuelto despavoridos, para irse cuando les dé la gana, sin decir un adiós, cómo buenos amigos, sin quedarse en enemigos descarados.

Palencia, a lunes 29 julio 2019.
Prosa Poética 2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 29 julio, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 29 julio, 2019 por: Mia Pemán

esa Intermitencia, la Vida

La Vida, esa Intermitencia, Qué se Atasca, y es Un Descoloque Total

Palencia, a lunes 10 junio 2019.
Frase o Reflexión 2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 24 julio, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 24 julio, 2019 por: Mia Pemán

Ayer miércoles, dieciséis años

Ayer, un día muy diferente
qué caía en miércoles,
en una tarde en Pamplona
fiestas patronales aún
no eran, de unos sanfermines
qué aunque al Santo se le pidió,
no… supo o no quiso ayudar
y perdí a mi hermana allí mismo.

Hicieron ya dieciséis años que no está
el tiempo, ha ido corriendo
entre sus días primeros y…
los meses después, a los años
añadidos los recuerdos vinieron
largos y tendidos en su caminar.

Allí quedó aquél sentir qué voló
pasando por la puerta del fondo blanco,
dos días antes tuvo una visita
de un haz de luz destellante…
qué la habló y pidió compromiso
sin saber qué hacer, y medio
dormida total… me preguntó…
¿qué hago, no sé qué decirle?
¡Estábamos solas las dos,
era una noche demasiado larga!

Mi contestación fue bien sencilla,
¡dile qué no quieres ir,
que te has de quedar aquí…
estamos todas contigo,
míralo así y podrás comprender
mejor para saber convencerle!

Pero, no supo o no la dejó intentarlo
y a los tres días se la llevó,
un personaje vestido de blanco
por el gran pasillo lleno de luz
en su recorrido entero destellante.

Al cabo de dos años, la vi de nuevo…
y fue el no va más, de todo
vestía un Jersey color morado claro
cuello ancho alto y vuelto, de punto
qué fue regalo de una tía…
lo tenía cómo una joya, lo ponía
pocas veces y la veías distinta.

Cuando la encontré, era en esta
ciudad de ahora donde poco venía
y casi ni conocía… a penas.

Ella no me veía, miraba y miraba
parecía estar buscando a alguien,
si la llamabas… se giraba
pero, no debía entender nada.

A las varias llamadas por fin
se giró… y, válgame la vida…
ya no era ella,
entró en una tienda y me acerqué
expliqué mi experiencia
que fue paranormal…
entonces, fue instintivamente
de lo más esencial, las lágrimas
salieron por las dos partes…
y en un abrazo nos fundimos.

Es la primera vez en dieciséis años
qué hago mención a ese hecho
tan primordial y ocasional.

Nos llevábamos cómo el perro y el gato,
siempre a la greña sin paz nunca…
era súper increíble o imposible
una relación de amor y odio,
por tan sólo una parte…
éramos tan diferentes
que la comprensión era nula y total.

Escuchando éste otro homenaje
todo ha salido del cascarón
qué en su baúl estaba escondido.

Palencia, jueves 04 julio 2019.
Poema Homenaje n.48/2M19
©Mía Pemán

Fecha: 6 julio, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 6 julio, 2019 por: Mia Pemán

Siendo real, es un Menudo

Hacía ese mañana, las miradas
que ya el momento es vivido
sin apenas casi estrenarse,
no sabe quizás qué las luces
están siendo apagadas
para poder verlo mucho mejor.

Creerá qué no le vamos sintiendo,
pero ya forma parte de nosotros
y se nos acerca más, por lo tanto.

Siendo real, es un menudo
que tendrá horas y minutos
con los segundos apropiados,
no llevará su espacio para darle
las corrientes necesarias del…
saber existir y empezar a pensar,
por más que intente le divisarnos
ahí le tendremos un poco a la vez
y mientras se dé cuenta,
vendrán sus vidas de visita…

Varillas tiene en su caminar,
así podrá agarrarse sin caerse
no será ni adivino ni ficción,
más bien… un aderezo sin igual
qué le dará más encanto si cabe.

Cerca del final ya está éste junio
bastante atropellado, en demasía
refunfuñando a cada rato
sin embargo, le tenemos aún
con sus propios descuidos, pide
derechos de historias a contar
por qué no sabe siquiera, qué
va quedándose todo tras de sí
cómo un entender qué, se ira
perdiendo sus fuelles cada día
y el follaje lo dejará tierras tan
extrañas que ni él aprenderá aún
teniendo la particularidad, de ir
volando al más allá parcial y…
dará vueltas y rodadas por doquier,
saltando el trampolín y seguir
tal alto como un verdadero rey.

Música está ya escuchando
y los ojos bien cerrados, para
dormirse en alas del viento
cuando encontrarse divisara
ese soñar, qué al amanecer
descifrará al saber, vivirse.

Palencia, a miércoles 26 junio 2019.
Poema n.46/2M19.
©Mía Pemán

Fecha: 27 junio, 2019 Autor/a: Mia Pemán

Publicada en Guarida Letras el: 27 junio, 2019 por: Mia Pemán